El estilo único y verdadero se logra conociendo las reglas y rompiéndolas después.